El mural “Valledupar Sueño de Dioses”, pintado por el maestro Germán Piedrahíta Rojas (QEPD) y que durante 28 años se mostró como un símbolo pictórico de la leyenda vallenata, a un costado de la Plaza Alfonso López, sobre la entrada del Concejo Municipal, fue borrado a “brocha gorda”.

La indignación es generalizada, dónde quedó la imagen de cuidado al patrimonio cultural que pretendía mostrar el alcalde Augusto Ramírez Uhía, ¿de qué sirvió la participación de destcados expertos y directivos de la Fundación Aviva en el equipo de gobierno municipal?

Vemos el patrimonio cultural de Valledupar en grave peligro, los ciudadanos exigimos que salgan a la luz los responsables de semejante daño al arte de Valledupar y a la memoria de uno de sus más destacados pintores y gestores culturales, Germán Piedrahíta Rojas. Se esperan sanciones disciplinarias por acción y omisión.

JOSE LUIS ROPERO.

Anuncios