Rebelión en la Granja, de George Orwell (comentarios + película)

La libertad existe y es real, pero su idea sólo puede surgir cuando se ve de frente la esclavitud, el cautiverio y la opresión; la referencia de un mundo mejor hace mover el intelecto y la voluntad humana hacia metas superiores, más allá de la mera subsistencia material.

George Orwell, cuyo su verdadero nombre era Eric Blair, fue un escritor de origen escocés nacido en la India imperial, vivió la primera mitad del siglo XX en el epicentro de sus convulsiones políticas, al punto de ser herido durante la guerra civil española luchando por los republicanos, socialista independiente, se mantuvo siempre crítico frente a los comunistas de orientación soviética. En “La Granja Animal”, hizo abstracción de los elementos más explotados de la civilización, los dotó de alma y les permitió reflexionar sobre su condición, esto llevó a que planearan, ejecutaran y defendieran un revolucionario proyecto de liberación.

La fábula se vivió en la Granja Manor, propiedad del señor Jones, donde el Viejo Mayor un viejo verraco muy premiado en las ferias porcinas y altamente estimado por la comunidad de animales, anunció ante la asamblea reunida en el granero un sueño muy extraño que a modo de epifanía había tenido la noche anterior, se trataba de una canción llamada “Bestias de Inglaterra” que cantaban los animales de muchas generaciones atrás y que reivindicaba la vida digna para todos ellos, anunciaba un mundo libre en el que los animales no serían explotados por el hombre y el fruto de su trabajo era enteramente para su bienestar y solaz en la vejez. Todos los animales aprendieron la canción, adoptada a modo de himno y cargados de ánimos invencibles se dispusieron a expulsar de la granja al señor Jones, su esposa y los tres obreros que les explotaban.

La granja cambió de nombre ahora se llamaría Granja Animal, se trazaron planes para un futuro prodigioso y el liderazgo del proyecto no pareció ser un problema, pues los cerdos con su notable inteligencia y ambición lo asumieron de una manera casi natural. El Viejo Mayor había muerto y dos jóvenes lechones Napoleón y Snowball, de carácter contrario, se mostraban como las voces de mayor influencia en la comunidad; todas las mociones eran sometidas a votación y siempre las aprobaciones se daban de manera unánime, parecía que la armonía sería total, se repelieron con éxito dos intentos de reconquista, la moral era alta, todos los animales aportaban su mejor esfuerzo y la recompensa material por el trabajo realizado superaba por mucho los tiempos en que mandaba Jones, los animales eran felices y se sentían libres.

Rebelion en la granjaSin embargo las rivalidades en la dirigencia se incrementaron y bajo la fórmula de dos cabezas no se podría dirigir la granja por mucho tiempo más; una noche de asamblea el astuto Napoleón sacó su mejor naipe, nueve cachorros de gran tamaño y ferocidad, criados por él en cautiverio expulsaron al popular Snowball, impuso de facto una dictadura donde la casta de los cerdos paso a paso se erigió en hegemonía.

Los cerdos llegaron a tomar los antiguos privilegios del amo humano, al punto de caminar en dos pies, vestirse con elegantes ropas, dormir en cómodas camas, beber whisky y negociar con los granjeros vecinos. Si alguna vez la rebelión amenazó con extenderse por toda la región, convenientes tratados de buena vecindad apagaron el fuego “internacionalista”, a los cerdos les parecía convenir mejor la “revolución en un solo país” al mejor estilo estalinista.

Todos los mandamientos iniciales de la liberación fueron abolidos, si se pactó edad de retiro, al finalizar su ciclo laboral los animales eran eliminados como en los tiempos de Jones, la asamblea dejó de celebrarse y las ejecuciones por rebeldía o conspiración eran cosa frecuente.

Una surrealista escena final, luego de un banquete celebrado entre cerdos y hombres, en situación de igualdad, muestra a dos jugadores de naipes y dos ases de espadas, ¿cuál el tramposo, cuál el cerdo y cuál el hombre? Bella fábula, ideal para iniciarse en el premonitorio universo de George Orwell.

JOSE LUIS ROPERO
Director Proyecto Ecojugando
Anuncios

1 Comment

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s