De la economía ambiental a la ecología política

Rodolfo QuinteroUna interesante exposición se llevó a cabo el pasado 16 de abril en el auditorio Pablo Oliveros Marmolejo de la Fundación Universitaria del Área Andina (Valledupar), con la conferencia “De la ecología política a la economía ambiental”, dirigida por el ingeniero agrónomo Rodolfo Quintero, docente universitario, experto en políticas ambientales y precandidato a la Alcaldía de Valledupar por el partido Alianza Verde.

Introdujo su ponencia señalando que la Tierra “es un pálido punto azul flotando en el cosmos” haciendo alusión a la fotografía tomada en 1990 por la sonda interestelar de la NASA Voyager, la cual fue transmitida a nuestro planeta desde una distancia de 6400000000 km; a partir de ahí desarrolló toda una comparación entre dos de los paradigmas que han venido rigiendo el tránsito de la civilización occidental por este mundo, la clásica idea del progreso y el más reciente desarrollo sustentable.

Rodolfo Quintero sostiene que “la revolución industrial ha representado el mayor cambio técnico y cultural para la humanidad desde el neolítico, así como el mayor impacto que se ha podido causar sobre la biosfera”, por lo cual el planeta atraviesa un momento de estrés, en el que no logra recuperarse al mismo ritmo que lleva el consumo y la explotación de los recursos naturales.

Por lo anterior se hace adepto a una visión sistémica y holística, en la cual se reconozca la interdependencia de los ciclos naturales y sociales; en su concepto, la idea de progreso lineal, que ha desacralizado a la naturaleza, está concentrada en la búsqueda de una mayor ganancia (crematísitica) y no en el mayor bienestar, que debe incluir la disponibilidad de un ambiente sano.

Expresa que “hasta ahora la economía se ocupó del desarrollo material del hombre, excluyendo a la naturaleza; por otro lado la ecología, que es también una ciencia reciente, excluyó al ser humano de su estudio”. El ser humano resulta una variable de primer orden y alta influencia en el ecosistema, de ahí surge la propuesta de integrar la economía con la ecología en una “economía ambiental” que reconozca a la naturaleza como un prestador de servicios.

El expositor identificó seis variables como determinantes de los problemas ecosistémicos, estas son, el antropocentrismo, la idea del progreso, el modelo económico – crematísitico, los errores del Estado (por desconocimiento) y los errores del mercado (por estar centrado en el consumo).

Rodolfo Quintero - ConversatorioDe una exposición como esta surgen muchos interrogantes, siendo el primero ¿qué hacer con la dinámica industrial de la actualidad? la cual da a miles de millones de seres humanos el empleo, el alimento y tantos otros beneficios materiales, como lo puede ser el transporte masivo a grandes distancias en corto tiempo o disponer de agua caliente en la ducha en cualquier momento; en segundo lugar, siendo evidente la responsabilidad del ser humano en la salud de los bosques y fuentes hídricas ¿está concluyentemente tasada su influencia sobre el clima planetario? pues demostrado está que la Tierra afronta períodos de calentamiento y enfriamiento que duran miles de años, y por otra parte, los gases y sustancias que aporta la corteza terrestre a la atmósfera, superan en proporción de miles, las derivadas de la industria y la economía en general.

MODELO DE CIUDAD PARA VALLEDUPAR.

La oportunidad no podía dejar pasar una alusión al modelo de ciudad que el doctor Rodolfo Quintero propone; esta debería ser una que “satisfaga las necesidades actuales, sin arriesgar el bienestar de los futuros ciudadanos”, proyectándose a 50 y 100 años, es decir, una ciudad sostenible.

Para el candidato, una ciudad sostenible debe pensar en:

  • Espacio público
  • Gestión de residuos
  • Educación y salud de calidad
  • Servicios públicos
  • Preservación de los recursos naturales
  • Bajas emisiones de gas carbónico
  • Recepción amable del inmigrante
  • Densidad en su ordenamiento territorial y arquitectura de los hogares.

En este último punto fue tajante, planteó que en los diseños para las construcciones urbanas debe prevalecer el criterio de la verticalidad, construyéndose edificios de apartamentos, pues el crecimiento horizontal encarecería la prestación de los servicios públicos, por lo cual considera como “craso error” el enfoque para las urbanizaciones recientemente construidas Hernando Marín y Lorenzo Morales.

Resulta destacada la difusión de estas ideas y propuestas en el ámbito académico, así se abre un escenario para el debate, científico y político, pues estos asuntos tocan a la ciudadanía de múltiples maneras; desde este espacio estaremos atentos a los diferentes planteamientos que puedan surgir, así como a los modelos de ciudad que durante todo este año podremos escuchar de candidatos y dirigentes.

JOSE LUIS ROPERO – DIRECTOR

Anuncios

Danos tu opinión

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s