Biodiversidad y cacería indiscriminada en el Balcón del Cesar

Que Colombia sea uno de los países más privilegiados en materia de biodiversidad es ampliamente conocido; que además los cesarenses puedan disfrutar en su territorio de ciénagas, alta montaña, un extenso valle y linderos semidesérticos, es vivencia cotidiana.

 Todo lo anterior junto a las riquezas minerales y la variedad cultural, hacen de esta tierra un lugar realmente especial y un hogar irremplazable para cientos de especies nativas y poblaciones humanas. Sin embargo, semejante tesoro se halla en peligro por acción de varios factores, entre los que se destaca la cacería indiscriminada.

 El factor humano es determinante en el desequilibrio que vive la naturaleza; aprovechar sus recursos es natural y necesario para la supervivencia y el progreso de la civilización, pero la sobreexplotación está llevando los ecosistemas y la civilización misma a un punto de no retorno ¿qué pasará el día que la cadena alimenticia se rompa? Biodiversidad es sinónimo de estabilidad en los ciclos de la Tierra.

 En el municipio de Manaure Balcón del Cesar hay una organización que desde hace dos años lucha por la preservación del ambiente, se trata de la Reserva Natural Los Tananeos. Su método es sencillo: simplemente dejar de destruir el hábitat natural de las especies y darle espacio a que se regenere por acción de los elementos y el tiempo. Este método se ha comprobado como el más efectivo y en el Valle de Upar ha sido aplicado en el Ecoparque Los Besotes, por su director el profesor Tomás Darío Gutiérrez.

 A pesar de los buenos resultados hay situaciones que afectan la posibilidad de que la fauna nativa alcance una población aceptable: la caza indiscriminada; el señor José del Carmen Ropero, director de la Reserva Natural Los Tananeos, relata el fenómeno de la siguiente manera:

 “En Los Tananeos estamos viviendo una experiencia muy especial, dejando que la naturaleza haga su trabajo hemos podido volver a observar el tigrillo, el venado, el armadillo y otros animalitos en su hábitat natural, pero con el aumento de la fauna hemos visto también la invasión de los cazadores que realizan sus prácticas de una manera indiscriminada e ilegal”.

 Los Tananeos es una Reserva Natural de la Sociedad Civil, es decir, un predio que fue consagrado a la conservación ambiental y al desarrollo sostenible, la efectividad de su labor depende en gran medida de la conciencia ambiental que se pueda desarrollar entre los lugareños y en general del pueblo colombiano, pues las medidas de coerción no son suficientes, tan sólo en el año 2011 el área ambiental de la Policía Nacional ejecutó en Colombia 28.788 acciones de control y campañas de prevención, incautando 13.192 aves, 17.252 reptiles y 3.109 mamíferos, capturando 1.874 personas por delitos y contravenciones ambientales (Policía Nacional de Colombia, informe de gestión 2011, http://www.policia.gov.co).

 Dar solución a este problema implica sumar esfuerzos en amplios sectores de la sociedad, empezando desde los más pequeños en las escuelas, pasando por las organizaciones sociales y ecológicas, además de los medios de comunicación, la voluntad de las autoridades judiciales y por supuesto, la familia. La labor de conservación ambiental es de más acciones y menos reuniones así que manos a la obra, puede ser tan sencillo como dejar de comprar pieles y animales salvajes o tan complicado como sufrir en el futuro cercano la venganza de la naturaleza.

 AUTOR: JOSE LUIS ROPERO DE LA HOZ

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA REVISTA VIRTUAL PANORAMA CULTURAL

Anuncios

1 Comment

Danos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s